¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

La actriz y modelo australiana Miranda Kerr cree en esa idea. Y en los últimos años, la estrella de Hollywood Gwyneth Paltrow ha creado un negocio en torno a ella. Hasta TikTok está siendo invadido por ella, al menos si les damos crédito a los periódicos. A estas alturas, seguro te estás preguntando a qué idea nos estamos refiriendo. La respuesta es sencilla: la salud intestinal. Y más específicamente, la idea de que hay una estrecha relación entre la salud de nuestros intestinos y nuestro bienestar general. Este concepto se ha convertido en un tema muy popular entre las celebridades, pero ahora la gente de a pie también se está interesando mucho en él. En concreto, muchas personas con problemas capilares les han prestado atención a los artículos que relacionan la salud intestinal con el crecimiento sano y fuerte del cabello.

Así que, si has probado un montón de champús y acondicionadores sin mucho éxito, tal vez sea el momento de que examines más de cerca tu salud intestinal. ¡Sigue leyendo para que lo descubras!

Ciencia intestinal

En primer lugar, tenemos que hablar de ciencia. El intestino, también conocido como tracto gastrointestinal, alberga billones de bacterias, hongos y otros microorganismos. Estos microbios desempeñan un papel vital en la digestión, la función inmunitaria y la absorción de nutrientes.

Cuando el intestino está desequilibrado, con demasiadas bacterias malas y pocas buenas, puede producirse una enfermedad llamada disbiosis. Diversos estudios han demostrado que existe una clara relación entre la disbiosis intestinal y la deficiencia de biotina. Esa es una mala noticia para el cabello, ya que la biotina es esencial para la producción de queratina, la proteína que forma el pelo, la piel y las uñas. En un estudio, los investigadores descubrieron que los ratones alimentados con una dieta deficiente en biotina experimentaban pérdida y adelgazamiento del pelo, mientras que los que disfrutaban de una dieta rica en biotina experimentaban un mayor crecimiento del pelo.

Pero no se trata sólo de la biotina. El intestino también interviene en la absorción de otros nutrientes muy importantes para el crecimiento del cabello, como el zinc, el hierro y la vitamina D. La vitamina D no sólo es esencial para la salud ósea: también desempeña un papel en el ciclo de crecimiento del folículo piloso. Por ello, los niveles bajos de vitamina D se han relacionado con la pérdida del cabello. La disbiosis intestinal puede impedir que el sistema absorba correctamente la vitamina D.

El hierro es otro nutriente esencial para el crecimiento del cabello. En efecto, cumple un papel fundamental en el aporte de oxígeno a los folículos pilosos. Aunque no es un síntoma común, la deficiencia de hierro puede causar un tipo de pérdida capilar que se conoce como efluvio telógeno, tanto en hombres como en mujeres.

Entonces, ¿qué podemos hacer para mejorar nuestra salud intestinal y favorecer el crecimiento del cabello?

Formas de mejorar la salud intestinal

Cuidar el microbioma intestinal es fundamental. Una dieta rica en fibra, frutas, verduras y alimentos ricos en probióticos, como el yogur y el kéfir, puede ayudarnos a mantener un equilibrio saludable en nuestras bacterias intestinales. Los probióticos son, básicamente, cepas vivas de bacterias beneficiosas que pueden ayudar a restablecer el equilibrio intestinal y mejorar la absorción de nutrientes. Diversos estudios han descubierto que los probióticos pueden ayudar a mejorar el crecimiento del cabello en personas que sufren pérdida del mismo, por lo que también deberías considerar la posibilidad de tomar un suplemento probiótico, para ayudar a restablecer el equilibrio intestinal.

En cambio, los prebióticos no son bacterias vivas. Son un tipo de fibra que sirve de alimento a las bacterias buenas del intestino. Entre los alimentos ricos en prebióticos se encuentran el ajo, la cebolla, los espárragos y los plátanos. Además de los probióticos y los prebióticos, hay otros suplementos y remedios que pueden ayudar a mejorar la salud intestinal y favorecer el crecimiento del cabello. El colágeno, por ejemplo, es una proteína que se encuentra en la piel, el pelo y las uñas. Se ha demostrado que los suplementos de colágeno mejoran el crecimiento del cabello y reducen su caída.

Controlar el estrés

Reducir el estrés es otra forma de estimular la salud intestinal. El estrés puede alterar el microbioma de los intestinos y contribuir a la disbiosis. Encontrar formas de controlar el estrés, como el ejercicio, la meditación o la terapia, puede ser beneficioso tanto para el intestino como para el cabello. El control del estrés no tiene por qué ser una actividad organizada. Simplemente haz algo que te ayude a relajarte un rato.

Por último, es importante tener paciencia cuando se trata del crecimiento del cabello. Los suplementos, así como los cambios en la dieta y el estilo de vida, pueden tardar varios meses en dar resultados en el cabello. ¡La perseverancia es la clave!

Conclusión

En resumen, la conexión intestino-cabello es compleja, pero cada vez hay más pruebas de que cuidar la salud intestinal puede repercutir positivamente en el crecimiento del cabello. Seguir una dieta sana, reducir el estrés y tomar suplementos y remedios que favorezcan la salud intestinal pueden favorecer el crecimiento de un cabello sano y fuerte. Anímate y pruébalo. Tu intestino (y tu pelo) te lo agradecerán.

Si te preocupa la caída o el debilitamiento de tu cabello, en Vinci Hair Clinic te podemos ayudar. Somos líderes mundiales en tratamientos de restauración capilar. Vinci les ofrece a todos sus clientes una consulta gratuita y sin compromiso, la cual se puede llevar a cabo en persona o por teléfono, usando fotografías. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!