¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

El mercado mundial de los suplementos alimenticios es enorme. Las estimaciones para 2022 lo sitúan en torno a 155.200 millones de dólares, y se espera que alcance los 220.800 millones para 2027. Este mercado se subdivide en varios sectores, según el tipo y la función de los productos. Por ejemplo, los deportistas no suelen necesitar el mismo suplemento que alguien que se está recuperando de una enfermedad. Los suplementos para tratar la caída del cabello constituyen una parte pequeña de este vasto sector, pero cada vez van creciendo más.

En este artículo analizamos el papel que desempeñan los suplementos en la lucha contra la calvicie. ¿De verdad logran estimular el crecimiento del cabello? Sigue leyendo para que lo descubras.

No son milagrosos

Si nos ponemos a revisar los productos que hay en Internet o en las tiendas, vamos a poder encontrar una amplia gama de suplementos. Cada producto promete resultados distintos o mejores que los de la competencia. Entonces, ¿cómo podemos poner todo el marketing a un lado y llegar a la verdad?

Lo primero que hay que hacer es tener clara la información más básica. Lo más básico que debemos saber es que no existe ningún suplemento dietético que detenga la caída del cabello y promueva su rebrote. Esa varita mágica no existe, así que puedes dejar de buscarla. Sin embargo, sí hay buenas razones para tomar determinados suplementos.

Deficiencias alimentarias

En un mundo ideal, no tendríamos por qué tomar suplementos dietéticos, porque obtendríamos todos los nutrientes que necesitamos de nuestros alimentos. Pero eso no siempre ocurre. Hay personas que sufren de malabsorción, por lo que no pueden digerir o absorber todos los nutrientes de los alimentos. Eso puede deberse a alguna intolerancia, o a condiciones específicas como la fibrosis quística o la pancreatitis crónica. También puede ser consecuencia de tratamientos médicos, como la radiación. La malabsorción es una condición seria, que debe ser tratada por un médico.

Lo más habitual es que la carencia de nutrientes surja cuando no llevamos una dieta equilibrada. Normalmente, comemos los alimentos que nos gustan y los que nos resultan convenientes. Aunque eso puede brindarle a nuestro cuerpo la energía suficiente para pasar el día, a largo plazo puede hacer que presentemos deficiencia de algunas vitaminas, proteínas o minerales esenciales. Hay siete nutrientes que suelen faltar en la dieta de la persona promedio: el calcio, la fibra, la vitamina A, el potasio, el ácido fólico, el hierro y la vitamina D.

Todos estos nutrientes son necesarios para nuestra salud en general, y lo que es bueno para la salud en general también lo es para el cabello. Ahora bien, tenemos que hacernos otra pregunta. ¿La deficiencia de alguno de estos nutrientes tiene un impacto directo sobre la pérdida o el crecimiento del cabello?

Investigación

La ciencia ha demostrado que la deficiencia en algunos de los nutrientes mencionados anteriormente, que son tan vitales para el crecimiento y la funcionalidad de las células, puede desempeñar un papel importante en la caída del cabello. Sin embargo, parece que nadie sabe a ciencia cierta cuál es el mecanismo que está detrás de ese impacto. Este estudio de 2019 es típico sobre el tema. Dicha investigación concluyó que la deficiencia de ciertas vitaminas y minerales “puede representar un factor de riesgo modificable asociado con el desarrollo, la prevención y el tratamiento de la alopecia”. Sin embargo, al final se matiza esa afirmación, acotando que es necesario realizar más estudios para determinar el efecto que la suplementación con micronutrientes específicos puede tener sobre el crecimiento del cabello. En otras palabras, parece que los científicos están seguros de que existe una relación entre la carencia de nutrientes y la salud de nuestro cabello, pero todavía no se sabe cómo funciona esa relación.

Entonces, ¿qué nos dice eso sobre el uso de suplementos para combatir la caída del cabello?

No pongas todos los huevos en la misma cesta

Hay suficientes pruebas que sugieren que los suplementos pueden desempeñar un papel importante a la hora de detener la caída del cabello y estimular su crecimiento. Los suplementos que contienen biotina, ácido fólico, aminoácidos, zinc, cúrcuma, ácidos grasos omega-3 y vitaminas A, D y C, pueden ser de mucha ayuda. Sin embargo, en este momento los investigadores no pueden afirmar qué micronutrientes son más eficaces, ni por qué. Por lo tanto, tomar suplementos para combatir la pérdida capilar es, al menos en parte, una cuestión de “ensayo y error”.

También es importante entender que los suplementos no deben tomarse sin la orientación de un médico. Tomar una cantidad excesiva de un nutriente determinado puede causar más problemas de los que se pretendían resolver. Además, tampoco curará los problemas subyacentes, que son los que generan la caída del cabello. En el mejor de los casos, podrían enmascarar el problema.

En resumen, lo más sensato es no apostar por los suplementos como respuesta a tus problemas de pérdida capilar.

Nota final

Los suplementos dietéticos son más eficaces cuando se utilizan bajo las indicaciones de un médico o especialista en nutrición. Sin embargo, no pueden ofrecer una cura para la caída del cabello por sí solos: no existe ninguna píldora mágica para estimular el crecimiento del pelo. Además, nunca debes verlos como una alternativa al asesoramiento profesional.

Si te preocupa la caída del cabello, ¿por qué no consultas a un especialista de Vinci Hair Clinic? Somos una de las empresas de restauración capilar más importantes del mundo, y tenemos clínicas en muchos países. Además, les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso a todos nuestros clientes nuevos. ¡Ponte en contacto y reserva tu cita hoy mismo!