¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

Los lectores habituales de este blog probablemente recuerden a Lindsay Walter. Esta estadounidense de 32 años apareció en un artículo que publicamos el año pasado, en el que contábamos cómo es la vida cotidiana de las personas que padecen alopecia universal. A muchos lectores les resultó inspiradora la historia de Lindsay, ya que perdió el pelo cuando era pequeña, y tuvo que pasar muchos malos ratos en el colegio. Ya de adulta, descubrió que correr largas distancias le permitía ganar fuerza y mejorar su forma física, así que empezó a forjarse una identidad que no estuviera condicionada por su falta de pelo. ¡Por fin parecía capaz de aceptar su condición! Sin embargo, hace poco Lindsay sufrió un duro revés.

Sigue leyendo para que descubras más.

¿Cuáles son las causas de la alopecia universal?

La alopecia universal es una enfermedad autoinmune que provoca la pérdida total del pelo, tanto en el cuero cabelludo como en el resto del cuerpo. Es una enfermedad rara, ya que afecta a menos de 200.000 personas en todo Estados Unidos, por poner un ejemplo. Las enfermedades autoinmunes se caracterizan porque el sistema inmunitario ataca por error a las células y tejidos sanos del organismo. En los casos de alopecia universal, el sistema inmunitario ataca a los folículos pilosos, que son las estructuras a partir de las cuales crece el pelo.

No se sabe exactamente cuál es el desencadenante de esta respuesta autoinmune, pero los especialistas creen que la condición tiene al menos cierto grado de predisposición genética, ya que tiende a ser hereditaria. Los investigadores han identificado ciertos genes que pueden estar asociados a un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad. Sin embargo, que una persona tenga los genes de la alopecia universal no necesariamente significa que vaya a desarrollarla.

Los factores ambientales también pueden contribuir. Algunas teorías sugieren que determinadas infecciones, virus o toxinas ambientales pueden desencadenar una respuesta inmunitaria que conduzca a la enfermedad. También se cree que el estrés psicológico es una posible causa, aunque no se sabe del todo cuál es el papel que cumple.

Tratamiento

Actualmente no se conoce ninguna cura para la alopecia universal. Diversos medicamentos tópicos y orales pueden ayudar, pero el impacto que tienen es limitado, y además pueden tener efectos secundarios. Medicamentos como los inhibidores de JAK, que modulan el sistema inmune, han mostrado resultados prometedores en algunos ensayos. Es posible que estos fármacos se conviertan en un tratamiento eficaz en un futuro próximo.

Muchas personas con alopecia universal optan por soluciones cosméticas, como pelucas, pañuelos o maquillaje, para controlar el impacto estético que tiene la caída del cabello. El apoyo psicológico y el asesoramiento también pueden ser beneficiosos para afrontar los aspectos emocionales de esta dura enfermedad.

Un duro revés emocional

Lindsay Walter defiende a los enfermos de alopecia, e intenta apoyar a los jóvenes que luchan contra esta condición. Creó un programa de amigos por correspondencia para niños y adolescentes con alopecia. Su objetivo era utilizar su propia experiencia para ayudar a los jóvenes que están en una situación similar. Pero eso no significa que todo sea color de rosa para ella. De vez en cuando, Lindsay se topa con actitudes que la retrotraen a lo que vivió cuando era una adolescente.

En abril de 2023, Lindsay corrió la maratón de Londres. Una fotografía suya cruzando la línea de meta le llamó la atención. Había visto muchas fotos similares a lo largo de los años, pero esa imagen en particular parecía captar su fuerza y su determinación como ninguna otra, así que compró la foto y la publicó con orgullo en sus redes sociales. Sin embargo, uno de los primeros comentarios que recibió decía que parecía “un hombre feo y enfermo”.

Desolada, retiró la foto de inmediato. Más tarde, salió a correr y reflexionó sobre lo ocurrido. Decidió que no iba a permitir que la negatividad y el rencor de un individuo destruyeran todo lo que tanto le había costado construir como defensora de los enfermos de alopecia. Así que regresó a casa, y volvió a publicar la fotografía.

Respuesta positiva

Al poco tiempo, Lindsay empezó a sentirse abrumada por las decenas de miles de mensajes de apoyo que recibió cuando la foto volvió a estar en línea. Entonces se sintió animada y reafirmada. Estaba encantada, no solo por sí misma, sino porque sabía que los mensajes de apoyo también podían animar a otras personas que sufrían de alopecia. En sus propias palabras: “Cuando era niña… Si hubiera conocido a alguien, o si hubiera visto que la foto de alguien con alopecia se hacía viral… me habría ayudado mucho”.

Lindsay tiene la intención de seguir corriendo maratones. Y también va a seguir siendo un brillante modelo para los jóvenes con alopecia de todo el mundo. Sin duda, eso le dará más poder y más fuerza para seguir luchando.

Conclusión

Si sufres de alopecia universal, es importante que consultes a un dermatólogo o a un profesional sanitario con experiencia en el tratamiento de la enfermedad. Como ya hemos mencionado, no existe cura para esa enfermedad, pero los ensayos clínicos que se están llevando a cabo actualmente pueden proporcionar opciones de tratamiento eficaces.

Si te preocupa algún problema relacionado con la caída del cabello, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. Somos una de las mayores organizaciones de restauración capilar del mundo, y tenemos clínicas por todo el planeta. Les ofrecemos a todos nuestros clientes nuevos una consulta gratuita y sin compromiso, la cual se puede realizar en persona o por teléfono, mediante fotografías. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita cuanto antes!