¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

En su inquietante canción de los años setenta, el legendario compositor Bob Dylan cantaba sobre beber “otra taza de café por el camino”, antes de dejar a su amante. Esa icónica canción ha hecho que muchos fans de Dylan piensen en amor y desamor cuando ven una simple taza de café. Sin embargo, ya en un tono más prosaico, lo cierto es que el café se ha relacionado con la caída del cabello. Es una de las bebidas que aparecen mencionadas en un estudio reciente, el cual sugiere que existe una conexión entre ciertas bebidas y la calvicie masculina.

Entonces, ¿deberíamos preocuparnos? ¿Una taza más de café puede hacernos más proclives a perder el cabello? Sigue leyendo para que lo descubras.

La calvicie de patrón masculino y las bebidas azucaradas

Algunas investigaciones sugieren que existe una relación entre el consumo de bebidas azucaradas y la caída del cabello de patrón masculino. La caída del cabello de patrón masculino, también conocida como alopecia androgénica, es una afección común en la que los hombres experimentan adelgazamiento y pérdida capilar en el cuero cabelludo. Las causas de esta afección no se conocen del todo, pero se cree que la genética y los factores hormonales desempeñan un papel importante.

A finales de 2022, un estudio publicado por investigadores chinos descubrió que los hombres que consumían cantidades excesivas de bebidas azucaradas tenían más probabilidades de sufrir caída del cabello. El estudio encuestó a más de mil hombres, y descubrió que los que consumían más de dos raciones de bebidas azucaradas al día tenían más probabilidades de sufrir caída del cabello que los que consumían menos de esa cantidad.

El estudio concluyó que “quienes consumían bebidas azucaradas en exceso tenían más probabilidades de sufrir caída del cabello de patrón masculino”, pero también advirtió que “se necesitan más estudios longitudinales y de intervención para confirmar la relación actual”. También es necesario seguir investigando para comprender los mecanismos subyacentes.

Razones de la relación

La razón de este vínculo no está del todo clara, pero se cree que el alto contenido en azúcares de estas bebidas puede afectar los niveles hormonales del organismo, contribuyendo con ello a la caída del cabello. Unas cantidades elevadas de azúcar pueden provocar resistencia a la insulina, lo que puede aumentar los niveles de andrógenos, como la testosterona y la dihidrotestosterona (DHT). Se sabe que los niveles elevados de andrógenos son un factor importante en la calvicie de patrón masculino.

También se sabe que las bebidas cargadas de azúcar tienen muchas calorías, lo que puede provocar aumento de peso. El sobrepeso o la obesidad también son causas conocidas de caída del cabello, ya que el exceso de peso puede provocar cambios hormonales que desencadenan la pérdida del cabello.

¿Qué tiene que ver el café en esto?

No existen pruebas científicas que sugieran una relación directa entre el consumo de café, solo o con leche, y la caída del cabello. Indirectamente, la ingesta excesiva de cafeína puede provocar estrés y ansiedad, lo que puede desencadenar pérdida del cabello en personas genéticamente predispuestas.

Para encontrar una relación directa entre el café y la caída del cabello, hay que fijarse en los tipos de café que suelen tener un mayor contenido de azúcar. Se trata de las bebidas “de diseño”, como el café con leche, el moca y el frappuccino, que suelen contener siropes, caramelo y nata montada. Para reducir el azúcar de estas bebidas, puedes pedir menos sirope o pedir opciones sin azúcar.

Categoría de alto contenido en azúcar

Los cafés comerciales pertenecen a la misma categoría de las bebidas con alto contenido en azúcar, como los refrescos, las bebidas para deportistas, las bebidas energéticas y los jugos de frutas. Algunos tipos de leche, como la leche con chocolate, también contienen una cantidad significativa de azúcar añadido.

Los tés azucarados entran en esa misma categoría. Se trata de tés a los que se les añade azúcar o algún edulcorante. Puede tratarse de edulcorantes naturales, como la miel o el néctar de agave, o artificiales, como el aspartame o la sucralosa. Los tés azucarados pueden ser de muchos sabores diferentes, pueden servirse fríos o calientes, y suele utilizarse como bebidas refrescantes. Pueden ser muy calóricos, dependiendo de la cantidad y el tipo de edulcorante utilizado.

Conclusión

Cuando se trata de la caída del cabello, hay muchas cosas que escapan de nuestro control. Por ejemplo, no podemos hacer mucho para hacerle frente a nuestra genética. Por eso es importante tomar medidas sobre las cosas que sí están en nuestras manos. Como hay pruebas que sugieren que el consumo de bebidas azucaradas puede estar asociado a un mayor riesgo de calvicie, tiene mucho sentido reducir su consumo. Eso incluye a los cafés comerciales. Mantener una dieta equilibrada y un peso saludable también favorecerá el crecimiento del cabello y la salud del cuero cabelludo.

Si te preocupa la caída de tu cabello, siempre es una buena idea que hables con un especialista. ¡Vinci Hair Clinic te puede ayudar! Somos una de las principales organizaciones de restauración capilar del mundo, y a todos nuestros clientes nuevos les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso con uno de nuestros especialistas capilares. La consulta se puede realizar en persona o por teléfono, mediante fotografías.  ¡Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y reservar tu cita!