¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

Finalmente, la supermodelo Naomi Campbell empezó a sufrir las consecuencias de pasar tantos años usando extensiones, trenzas y mechas. Tal vez sea la persona más famosa que padece alopecia por tracción, pero ciertamente no es la única. Aunque esa condición puede afectar a cualquier persona, independientemente de su color o de su sexo, parece que las mujeres de ascendencia africana son las que la padecen en mayor proporción. En este artículo examinamos algunas de las razones que explican esta situación, y detallamos cuáles son las medidas que podemos adoptar para combatirla.

Sigue leyendo para que conozcas más detalles sobre la relación entre la alopecia por tracción y las mujeres de color.

¿Qué es la alopecia por tracción?

La alopecia por tracción es un tipo de caída del cabello que se produce cuando se ejerce una tensión prolongada o se jalan los folículos pilosos. A menudo se asocia a peinados que ejercen una tensión excesiva sobre el cabello, como las coletas apretadas, las trenzas, las rastas, las trenzas de milano o las extensiones. Cuando estos peinados se llevan repetidamente a lo largo del tiempo, pueden provocar la rotura del cabello y, a la larga, dañar los folículos pilosos, con la consiguiente pérdida del cabello.

Si se detecta en una fase temprana, la alopecia por tracción es reversible. Sin embargo, si no se diagnostica ni se trata, puede provocar daños permanentes en los folículos pilosos y terminar generando alopecia cicatricial. Muchos académicos y médicos creen que los peinados de tracción son un factor de riesgo para la alopecia cicatricial centrífuga central, una forma específica de pérdida cicatricial del cabello que afecta principalmente a las mujeres de ascendencia africana. Sin embargo, es necesario investigar más sobre este tema.

¿Las mujeres negras corren más riesgo?

Las mujeres de color pueden ser más propensas a la alopecia por tracción, por varias razones. Una de ellas es la textura de su cabello. Las mujeres negras suelen tener el pelo más rizado, o con un patrón de rizos más marcado. Este tipo de cabello suele ser más propenso a las roturas y a los daños, en comparación con el cabello liso u ondulado.

El peinado es otra cuestión. En muchas comunidades de color, los peinados de tracción, como las trenzas, las rastas y las extensiones, son opciones tradicionales y muy populares entre todos los grupos etarios. Las normas culturales y sociales de estas comunidades pueden darles mucha importancia a estos peinados, lo que dificulta que sus integrantes cambien de look.

Es importante señalar que no todas las mujeres de color padecen alopecia por tracción, y que esta enfermedad puede afectar a personas de cualquier origen étnico.

Prevención de la alopecia por tracción

Prevenir la alopecia por tracción implica adoptar prácticas saludables en cuanto al cuidado del cabello, como evitar los peinados que requieran demasiada tensión. Aunque estos peinados no causan daños excesivos si se llevan por periodos cortos, pueden surgir problemas si no se combinan con peinados más sueltos, de forma que los folículos pilosos puedan recuperarse.

Otro buen consejo para el cuidado del cabello es manipularlo con suavidad al peinarlo, cepillarlo o desenredarlo. No tienes que halarlo con más fuerza cada vez que encuentres nudos o enredos. Tómate tu tiempo para alisarlo: utiliza peines de púas anchas, o cepillos con cerdas suaves, para minimizar las roturas. Este enfoque delicado te ayudará a contrarrestar algunos de los daños causados por los peinados de tracción.

Del mismo modo, debes evitar los peinados que requieren calor excesivo, así como los tratamientos químicos y los productos capilares agresivos, ya que te pueden dañar aún más el cabello. Masajear regularmente el cuero cabelludo puede ayudarte a mejorar la circulación sanguínea en los folículos pilosos, y favorecer el crecimiento del cabello.

Mantener el cabello bien hidratado y acondicionado es un paso importante para mejorar su fuerza y resistencia. Si observas signos de caída excesiva o de debilitamiento, no dejes pasar la oportunidad de hacerte una revisión. Por cierto, verte el pelo en el espejo todas las mañanas y hacer muecas cada vez que descubras señales de calvicie no va a solucionar el problema. Más bien deberías consultar a un especialista capilar que pueda ofrecerte un diagnóstico adecuado, y darte opciones de tratamiento.

Medicamentos

El minoxidil, un medicamento tópico de venta libre, puede aplicarse directamente en las zonas afectadas por la alopecia por tracción, para estimular el crecimiento del cabello. Siempre debes seguir las instrucciones respectivas, y consultar a un profesional sanitario antes de aplicarte cualquier medicamento. En algunos casos, un dermatólogo podría prescribirte inyecciones de corticosteroides. Estas inyecciones ayudan a reducir la inflamación en la zona afectada, y favorecen el crecimiento del cabello.

Cabe señalar que la eficacia del tratamiento puede variar en función de la gravedad de la alopecia por tracción, y de los factores individuales. Si sufres una caída persistente del cabello o tienes dudas, te recomendamos que consultes a un especialista capilar que pueda ofrecerte un plan de tratamiento personalizado basado en tu situación específica.

Conclusión

Recuerda que la información que te presentamos aquí es de carácter general. Te recomendamos que siempre consultes a un profesional sanitario o a un especialista capilar, para que recibas un asesoramiento y una orientación personalizada sobre tu situación específica.

Vinci Hair Clinic puede ayudarte a ponerte en contacto con un buen especialista capilar. Somos una de las principales organizaciones de restauración capilar del mundo, y a lo largo de los años nos hemos forjado una reputación de excelencia. Les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso a todos nuestros clientes nuevos. Puedes visitar una de nuestras numerosas clínicas, o enviarnos tus fotografías por WhatsApp. ¡Ponte en contacto con nosotros para que reserves tu cita totalmente gratis!