¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

La diabetes es una enfermedad muy común. Afecta a más del 10% de la población mundial, y se prevé que esa cifra aumente hasta el 12% para el año 2045. Aunque tú no la padezcas, es probable que sí tengas algún amigo, familiar o compañero de trabajo que la sufra. Si es así, puede que estés familiarizado con la manera cómo afecta a las personas. Sin embargo, es muy probable que no sepas que la diabetes también puede provocar caída del cabello. No es un hecho muy conocido.

En este artículo vamos a examinar qué es la diabetes, cómo afecta al cabello y qué podemos hacer al respecto. ¡Sigue leyendo para que descubras más!

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad grave que hace que los niveles de azúcar en sangre se eleven peligrosamente. Puede presentarse de dos formas: en la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario ataca a las células responsables de la producción de insulina. La diabetes tipo 2 aparece cuando el organismo es incapaz de producir suficiente insulina, o cuando las células no responden a la insulina. Existe otra fase de la diabetes, conocida como prediabetes, en la que los niveles de insulina en el organismo son elevados, pero no lo suficiente como para considerarse diabetes como tal.

Si te diagnostican diabetes de tipo 1, tendrás que inyectarte insulina por el resto de tu vida. La diabetes de tipo 2, en cambio, es una enfermedad progresiva. Aunque no necesitarás aplicarte inyecciones diarias de insulina, tendrás que someterte a un seguimiento médico regular, y es posible que necesites algún medicamento en el futuro.

¿Por qué afecta al cabello?

La diabetes no diagnosticada o no controlada provoca un aumento en los niveles de azúcar en sangre que puede terminar dañando los órganos, tejidos y vasos sanguíneos del organismo. En circunstancias extremas, esta situación puede ser mortal. En casos menos dramáticos, el daño a los vasos sanguíneos provoca una restricción del flujo sanguíneo, con la correspondiente reducción de los nutrientes y el oxígeno que pueden recibir las células del cuerpo, incluyendo las de los folículos pilosos. Esto puede interrumpir el ciclo de crecimiento del cabello y provocar su caída.

Las personas que padecen diabetes de tipo 1 también son más vulnerables a la alopecia areata que quienes no la padecen. Esto no es de extrañar, ya que ambas son enfermedades autoinmunes, en las que el sistema inmunitario ataca a las células sanas.

La diabetes también puede ser una causa indirecta de la caída del cabello. Al igual que otros problemas de salud y enfermedades personales, esta afección puede ejercer un estrés enorme sobre el individuo. Este estrés puede provocar, a su vez, una forma de caída del cabello conocida como efluvio telógeno, en la que un mayor porcentaje del cabello pasa a la fase de reposo del ciclo de crecimiento. Posteriormente, el cabello en fase de reposo termina entrando en la fase de caída, por lo que puede parecer que el paciente está perdiendo una cantidad enorme de cabello, en un corto periodo de tiempo.

Síntomas

Las personas pueden vivir con diabetes tipo 2 durante años, sin darse cuenta de que tienen un problema serio. Los síntomas son sed constante, fatiga, pérdida de peso, visión borrosa y orinar más de lo habitual. Si experimentas una combinación de cualquiera de estos síntomas, debes acudir al médico sin demora.

La diabetes de tipo 1 tiende a desarrollarse más rápidamente, hasta alcanzar un punto crítico en cuestión de días. Debes tener cuidado y nunca autodiagnosticar tu problema. No empieces ningún cambio dietético ni de estilo de vida que te prometa controlar la diabetes, sin antes confirmar con tu médico que tienes esa enfermedad.

Cambios en el estilo de vida

Si te diagnosticaron diabetes, pero la estás controlando eficazmente, no deberías sufrir caída del cabello. Para llevar a cabo el control, tendrás que vigilar de cerca los niveles de azúcar en sangre, y tomar los medicamentos que te hayan recetado.

Los cambios en el estilo de vida también pueden contribuir de forma significativa a controlar la diabetes. Es muy recomendable seguir una dieta sana y equilibrada, haciendo hincapié en las frutas, las verduras, las proteínas magras y los alimentos ricos en fibra. Tu médico o profesional sanitario debería proporcionarte una hoja dietética.

El ejercicio regular también puede ayudarte a mantener la enfermedad bajo control. Los ejercicios no tienen por qué requerir un equipo deportivo costoso, y tampoco es necesario ir al gimnasio o pasar horas en una caminadora. Caminar, montar en bicicleta, nadar o trabajar en el jardín pueden ser ejercicios moderados válidos.

Si te estresa pensar en la diabetes y cómo controlarla, la meditación y los ejercicios de atención plena pueden ayudarte a mantener un enfoque positivo.

Reflexiones finales

Si ya te han diagnosticado diabetes, seguramente ya debes estar familiarizado con gran parte de la información que te dimos sobre la enfermedad. Pero tal vez no conocías el impacto que la diabetes puede tener sobre tu cabello. Si todavía no te han diagnosticado la enfermedad, pero reconoces algunos de los síntomas que te hemos descrito, acude a tu médico sin demora.

Vinci Hair Clinic puede ayudarte a superar todos tus problemas de pérdida capilar. Somos una de las principales organizaciones de restauración capilar del mundo, y contamos con una red de clínicas que se extiende por todo el planeta. A todos nuestros clientes nuevos les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso, ya sea en persona o por teléfono, mediante fotografías. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!