¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

A la hora de afrontar la caída del cabello, no todo el mundo quiere apuntarse a un plan de tratamiento formal. Algunas personas buscan métodos alternativos. Uno de ellos, que tal vez pueda sorprenderte, es el yoga. Los beneficios para la salud que se derivan de esta práctica milenaria son bien conocidos, e incluyen la mejora de la flexibilidad y la fuerza. También se le atribuye el mérito de reducir los niveles de estrés, y de contribuir a un mayor bienestar mental en general. Pero algunos defensores del yoga también afirman que ciertas posturas y técnicas pueden ayudar a prevenir la caída del cabello.

En este artículo vamos a profundizar en esa afirmación, para ver si resiste un buen escrutinio. Sigue leyendo.

Beneficios indirectos

Aunque el yoga se ha estudiado por sus posibles beneficios en diversos aspectos de la salud y el bienestar, su impacto directo en la prevención de la caída del cabello no se ha investigado a profundidad. Sin embargo, hay varios aspectos de esta práctica holística que pueden contribuir indirectamente a la salud del cabello. Analicémoslos más a fondo.

Reducción del estrés: El estrés crónico puede alterar el ciclo normal de crecimiento del cabello, provocando una afección conocida como efluvio telógeno, en la que el individuo experimenta una caída rápida y excesiva del pelo. Se ha demostrado que el yoga, con su énfasis en la respiración profunda, la meditación y las técnicas de relajación, puede reducir los niveles de estrés. Por lo tanto, la práctica regular del yoga puede reducir las hormonas del estrés, lo que podría minimizar la caída del cabello asociada a este trastorno.

Mejora en la circulación sanguínea: Una circulación sanguínea eficiente es vital para el suministro de oxígeno y nutrientes a los folículos pilosos; y ambos son esenciales para mantener un crecimiento saludable del cabello. Ciertas posturas de yoga, como las inversiones (por ejemplo, pararse sobre la cabeza o sobre los hombros), estimulan el flujo sanguíneo al cuero cabelludo, aumentando así el suministro de oxígeno y nutrientes hacia los folículos pilosos. Esto contribuye a que los folículos pilosos se mantengan adecuadamente nutridos, reduciendo así las posibilidades de ocurrencia de la caída del cabello, y mejorando las perspectivas de que el pelo vuelva a crecer con fuerza.

Equilibrio hormonal: Los desequilibrios hormonales pueden contribuir a la caída del cabello, sobre todo en las mujeres. Las prácticas de yoga que implican posturas de torsión y flexión pueden ayudar a estimular el sistema endocrino, responsable de la producción y regulación hormonal. Al favorecer el equilibrio hormonal, el yoga puede contribuir indirectamente a un crecimiento más sano del cabello.

Reducción de la inflamación: La inflamación es otro factor que puede contribuir a la caída del cabello. La práctica regular de yoga se ha asociado con una reducción de la inflamación crónica en el cuerpo. Al reducir la inflamación, el yoga puede crear un entorno más favorable para los folículos pilosos, mitigando potencialmente la caída del cabello.

Posiciones de yoga

Las siguientes posturas de yoga son las que los practicantes consideran más beneficiosas para prevenir la caída del cabello:

Adho Mukha Svanasana (postura del perro mirando hacia abajo) es una popular postura de yoga conocida por su capacidad para mejorar la circulación sanguínea en todo el cuerpo, incluyendo el cuero cabelludo. Al colocar la cabeza por debajo del corazón, esta postura de inversión ayuda a aumentar el flujo sanguíneo a la cabeza, ayudando a nutrir los folículos pilosos. También ayuda a aliviar el estrés y la tensión, lo que indirectamente puede favorecer el crecimiento sano del cabello.

Sarvangasana (postura de los hombros) es otra postura de inversión que puede mejorar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Además estimula la glándula tiroides, que desempeña un papel crucial en la regulación de las hormonas que pueden afectar al crecimiento del cabello. Como todas las posturas de yoga, esta ayuda a reducir el estrés y favorece la relajación, lo que indirectamente beneficia a la salud capilar.

Uttanasana (Flexión de pie hacia adelante) es una postura de flexión hacia adelante que ayuda a aumentar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y favorece la relajación. También ayuda a estirar los músculos isquiotibiales y de la espalda, liberando la tensión y el estrés que pueden afectar a la salud del cabello.

Sirsasana (postura de la cabeza) es una postura avanzada de yoga que consiste en equilibrar el cuerpo boca abajo, apoyado en los antebrazos y la cabeza. Se cree que funciona mejorando el flujo sanguíneo hacia el cuero cabelludo.

Precaución

Aunque los beneficios del yoga para el bienestar general y la reducción del estrés están bien documentados, es importante tener en cuenta que el yoga por sí solo no representa una solución definitiva para la caída del cabello. Debe considerarse como un enfoque complementario a una rutina integral de cuidado del cabello, que incluya una nutrición adecuada, prácticas correctas de cuidado capilar y orientación médica cuando sea necesario.

Es esencial ser precavido y practicar yoga de forma segura, dentro de nuestro nivel de comodidad. Por esas razones, es una actividad que es mejor hacer bajo la atenta mirada de un instructor de yoga certificado, al menos hasta que ya sepas lo que estás haciendo.

Conclusión

Aunque la investigación científica sobre los efectos directos que puede tener el yoga en la caída del cabello es limitada, existe la creencia generalizada de que ofrece diversos beneficios indirectos que pueden contribuir a un crecimiento más sano del cabello. Sin embargo, es importante abordar el yoga como parte de un enfoque holístico del cuidado del cabello, combinándolo con otros hábitos saludables, y buscando orientación profesional cuando sea apropiado.

Si estás interesado en tratamientos que puedan combatir la caída del cabello de forma directa y eficaz, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. Como una de las mayores organizaciones de restauración capilar del mundo, te ofrecemos una gama incomparable de tratamientos y procedimientos adaptados a tus necesidades. Además, a todos nuestros clientes nuevos les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso con uno de nuestros especialistas capilares. La consulta se puede realizar en persona, en una de nuestras clínicas; o por teléfono, mediante fotografías. ¡Ponte en contacto con nosotros hoy mismo para que reserves tu cita!