¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

A principios de mayo, la coronación del rey Carlos de Inglaterra nos dio la oportunidad de ver a la clase dirigente británica haciendo lo que mejor saben hacer: armar un espectáculo lleno de pompa y ostentación. Y los medios internacionales también hicieron lo que mejor saben hacer: enfocar sus cámaras hacia la cabeza del príncipe William y comentar sobre el estado de su calvicie. Anteriormente, muchos comentaristas consideraban que William era un candidato ideal para hacerse un trasplante capilar. Sin embargo, parece que la situación ha cambiado, y ahora muchos especulan con la posibilidad de que el heredero de la corona británica haya perdido la oportunidad de hacérselo, de forma definitiva.

Entonces, ¿cuáles son los factores que determinan que un hombre sea un buen candidato para un trasplante capilar? ¡Sigue leyendo para que lo descubras!

Cabello donante

Generalmente los trasplantes capilares consisten en extraer folículos pilosos de una zona donante (la cual suele ser la parte posterior o lateral del cuero cabelludo), para luego trasplantarlos en las zonas que presentan escasez o debilitamiento capilar. Por lo tanto, los candidatos adecuados deben tener suficiente cabello donante sano, para poder alcanzar los resultados deseados. La razón por la que algunos expertos consideran que el príncipe William ya no es un candidato adecuado para hacerse un trasplante capilar es que, al parecer, sus zonas donantes ya no tienen suficiente pelo.

Además, la estabilidad de la caída del cabello es otro factor importante a la hora de considerar la idoneidad del candidato. Antes de considerar la cirugía capilar, la pérdida de cabello debe haberse detenido o ralentizado significativamente. Si la calvicie sigue avanzando rápidamente, es posible que el trasplante no sea eficaz, ya que el cabello trasplantado rápidamente podría verse rodeado por zonas donde el pelo se sigue debilitando.

Otras consideraciones

Aunque la estabilidad de la caída del cabello y una buena zona donante son las dos consideraciones más importantes a la hora de calibrar la idoneidad del paciente, hay otras cosas que debemos tener en cuenta si pensamos hacernos un trasplante capilar. Y en esos otros aspectos, el príncipe William obtiene mejores calificaciones. Es un hombre que está en buena forma física, activo y con buena salud en general. Eso es muy importante para quienes piensan someterse a cualquier intervención quirúrgica, incluyendo un trasplante capilar. Si el paciente padece alguna enfermedad previa, debe comunicárselo al especialista en trasplantes.

Además, es válido suponer que el cuero cabelludo de William está sano y libre de enfermedades o infecciones. La presencia de ciertas afecciones en el cuero cabelludo puede afectar el éxito del trasplante, aumentando el riesgo de complicaciones.

Pero las personas que deciden someterse a un trasplante capilar no lo hacen sólo por motivos estéticos. A menudo lo hacen para mejorar su autoestima y su bienestar mental. Aunque es evidente que el príncipe William se beneficiaría de hacerse un trasplante capilar, también es cierto que tendría que sopesar muy bien el asunto, porque es una figura pública que recibe mucha atención, y siempre está bajo el escrutinio de la prensa. No es descabellado pensar que esa atención “indebida” podría mermar los beneficios potenciales de la intervención.

Opciones

Entonces, ¿qué opciones tienen las personas que no pueden someterse a un trasplante capilar? La respuesta a esta pregunta podría ser la micropigmentación capilar (MSP). La MSP es una técnica de restauración capilar no quirúrgica, que consiste en la aplicación de pequeños puntos de pigmento en el cuero cabelludo, para crear el efecto de un pelo muy corto o bien rapado. La MSP también puede dar la impresión de mayor densidad en las zonas con escasez de pelo, ya que reduce el contraste entre la piel y el cabello.

La falta de cabello donante no es el único factor que hace que una persona no sea apta para un trasplante capilar. Ciertas afecciones médicas, y las cicatrices causadas por traumas o por intervenciones quirúrgicas anteriores, también pueden ser factores importantes. La MSP puede ocultar las cicatrices de forma muy eficaz. La colocación creativa del pigmento, de forma que coincida con los folículos pilosos circundantes, puede reducir la visibilidad de las cicatrices.

La MSP es un procedimiento relativamente rápido y no invasivo. Suele requerir menos sesiones, y el tiempo de recuperación es mínimo. Eso la convierte en una opción conveniente para quienes prefieren adoptar un enfoque menos complejo para su restauración capilar. En estos tiempos de estrecheces económicas, las consideraciones financieras también son importantes. En ese sentido, la MSP es una opción menos costosa que el trasplante capilar, así que es una alternativa más idónea para quienes buscan una solución de restauración capilar asequible.

Conclusión

Hay que tener en cuenta que la situación de cada persona es diferente, y que la decisión final sobre la idoneidad de un trasplante capilar se debe tomar después de asistir a una consulta exhaustiva con un especialista, o con un cirujano debidamente cualificado en trasplantes capilares. El profesional debe evaluar las circunstancias específicas, y brindar un asesoramiento personalizado, basándose en sus conocimientos y en su experiencia. Pero para poder recibir ese asesoramiento, es fundamental elegir una clínica de restauración capilar digna de confianza. Con toda probabilidad, esa es la decisión más importante de todo el proceso.

Si lo que buscas es el asesoramiento de un especialista capilar, Vinci Hair Clinic es la mejor opción. Somos una de las principales organizaciones de restauración capilar del mundo, y contamos con una vasta red de clínicas en todo el planeta. Y lo que es mejor, les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso a todos nuestros clientes nuevos. La consulta se puede realizar en persona, en una de nuestras clínicas; o por teléfono, mediante fotografías. ¡Sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros y concertar tu cita!