¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

¿Por qué la caída del cabello se convirtió en un tema tabú? La respuesta es que no era tanto un tema tabú, sino más bien un tema que se usaba para ridiculizar a los demás. Ese desprecio, sin embargo, convirtió la caída del cabello en un tema tabú para cualquiera que la sufriera. Al fin y al cabo, ¿a quién le gusta ser el blanco de todas las burlas? Y no nos engañemos: la gente se ha reído de la calvicie desde la época de los romanos. A principios del siglo XX, los intentos de disimular la calvicie con pelucas mal ajustadas era lo que provocaba la risa de todo el mundo. Los primeros trasplantes capilares, con sus tapones de aspecto artificial, les dieron más material a los comediantes. Solo recientemente ha sido posible hablar de la caída del cabello y de su tratamiento de forma madura y libre de prejuicios.

Vamos a analizar por qué ahora podemos hablar con más tranquilidad sobre estos temas. Sigue leyendo para que lo descubras.

¿Por qué el tabú?

El pelo largo, y la juventud que solemos asociar con él, siempre se ha considerado como un símbolo de fuerza y virilidad en los hombres, y de fertilidad en las mujeres. La calvicie se consideraba como un signo de envejecimiento, debilidad y falta de atractivo sexual. Los intentos de ocultar la calvicie con peinados y pelucas provocaban risas y burlas. Los que sufrían la pérdida de su cabello se convertían en el blanco de muchos chistes, y la fuente de mucha diversión. Por lo tanto, no es de extrañar que la gente afectada no quisiera hablar de ese tema.

Pero esa reticencia hizo que muchos sufrieran en silencio. Uno de sus efectos secundarios más graves, la pérdida del autoestima, pasaba desapercibido hasta hace muy poco, hasta que diversos estudios demostraron que se trata de un problema muy importante, ya que puede afectar la capacidad de una persona para desempeñar su trabajo o para mantener relaciones satisfactorias. Por todo ello, es una gran noticia que por fin podamos hablar de la calvicie sin burlas. ¿Qué ocurrió para que se produjera ese cambio?

Hablemos de famosos

Uno de los grandes impulsores del cambio ha sido ese grupo de personas tan acosadas que conocemos como “las celebridades”. Hoy en día, la fama es una categoría más abierta y fluida. La ubicuidad de la televisión, la cobertura deportiva y la llegada de las redes sociales han hecho que cualquiera pueda ser famoso. La idea de que cualquiera puede tener sus quince minutos de fama, a menudo atribuida a Andy Warhol, nunca ha sido más verídica que en esta generación.

Diversos estudios académicos han abordado la cuestión de si los jóvenes deportistas deberían tenerse como modelos de conducta o no. Pero lo cierto es que, nos guste o no, muchos de ellos se han convertido en modelos e influenciadores para la sociedad en general.

¿Por qué es importante?

Los científicos creen que nuestro cerebro ha evolucionado para copiar e imitar a quienes percibimos como exitosos. Parece que le prestamos más atención a lo que dicen los famosos, y esa es la razón por la que se utilizan muchas caras conocidas para encabezar promociones sanitarias y llamamientos humanitarios.

Por eso, cuando alguien con un perfil alto habla abiertamente sobre sus problemas con la calvicie, o revela que se ha sometido a algún tratamiento, puede tener un gran efecto en el público en general. Y cuanto más sucede eso, más fácil resulta que todo el mundo empiece a hablar sobre la caída del cabello. Por fortuna, hoy en día ocurre con bastante frecuencia. Entre los futbolistas que se han sometido a trasplantes capilares figuran Jordi Alba, Aaron Ramsdale, David Silva, Cesc Fábregas y Wayne Rooney, por solo citar algunos.

James Nesbitt, estrella del cine y la televisión, se ha sincerado sobre el efecto que la caída del cabello tuvo en él y en su carrera. Recientemente, la actriz Ashley Tisdale habló de cómo ha tratado su alopecia con regeneración celular y con cambios en su dieta. El director de documentales Louis Theroux habló de cómo la alopecia le hacía tener una barba fina y desigual.

Escuchar a la gente hablar sobre las diferentes causas de la caída del cabello, y sobre los distintos tratamientos que se han hecho, tiene un gran valor educativo. Y lo que es más importante, le da más validez a todo el debate sobre el tema. Sin duda, esto ayuda a crear un ambiente más tolerante. Por ejemplo, los jóvenes con alopecia tienen menos probabilidades de ser tratados como “bichos raros” cuando sus compañeros han oído a celebridades como Jada Pinkett Smith hablando sobre esos problemas.

Los rostros famosos animan a la gente a abordar sus propios problemas con la pérdida capilar. Crean un entorno más civilizado, al mostrar que la caída del cabello puede afectar a cualquiera, y que buscar tratamiento es algo perfectamente normal.

Conclusión

Ni siquiera deberíamos tener que decirlo, pero la caída del cabello no tiene que usarse para ridiculizar a nadie. La calvicie y las distintas formas de tratarla no deberían ser ningún tema tabú. Los famosos que han hablado con franqueza sobre sus problemas con la caída del cabello han contribuido a acabar con el estigma que sigue rodeando este tema. Por fortuna, cada vez son más las personas que se dan cuenta de ello.

Independientemente de que seas hombre, mujer, joven o mayor, debes buscar una buena asesoría profesional si te preocupa el estado de tu cabellera. Vinci Hair Clinic te puede ayudar. Somos una de las mayores organizaciones de restauración capilar del mundo, con clínicas en todo el planeta. Les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso a todos nuestros clientes nuevos; la cual se puede realizar en persona o por teléfono, mediante fotografías. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!