¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

La alopecia afecta a millones de personas en todo el mundo. Es una afección que causa mucha angustia, sobre todo entre los adultos jóvenes. Suele provocar una gran pérdida de autoestima y de confianza personal. Muchas personas recurren a Internet, a las redes sociales y a las celebridades, para buscar orientación sobre la mejor forma de afrontar el problema. Por desgracia, no toda la información que brindan esas fuentes es confiable. Con frecuencia, los afectados terminan sintiéndose decepcionados.

En este artículo analizaremos los tratamientos disponibles para la alopecia, y desmentiremos algunos mitos. ¡Sigue leyendo para que aprendas más!

Tipos de alopecia y sus causas

“Alopecia” es un término genérico que hace referencia a cualquier tipo de caída del cabello. La alopecia androgénica, también conocida como calvicie de patrón masculino o femenino, es la forma más común de alopecia. Está causada por una combinación de factores genéticos y hormonales. Pero hay otras causas que debemos tener en cuenta, como el estrés y algunos medicamentos y enfermedades.

Sin embargo, cuando una persona escucha el término “alopecia”, por lo general no piensa en una simple calvicie. La mayoría de la gente piensa en la alopecia areata, que es una condición más dramática. Se trata de una enfermedad autoinmune, lo que significa que se produce cuando el propio sistema inmunitario del cuerpo ataca a las células sanas.

La alopecia areata suele provocar una caída irregular del cabello. A veces esta pérdida puede producirse en zonas pequeñas, no mucho más grandes que una moneda. Sin embargo, existen diferentes formas de alopecia areata: la alopecia areata total es cuando se cae todo el pelo de la cabeza, mientras que la alopecia areata universal es cuando la pérdida de pelo afecta a todo el cuerpo.

Los famosos y la alopecia

Los famosos no son inmunes a la alopecia. Varios han hablado abiertamente sobre su experiencia con la enfermedad. Tal vez el caso más sonado sea el de la actriz Jada Pinkett Smith, sobre todo porque su alopecia saltó a los titulares por el tristemente célebre incidente en los Oscar, protagonizado por su marido, Will Smith, y el comediante Chris Rock.

La actriz Tyra Banks reveló que padece alopecia areata, y que usa pelucas para ocultar su problema. La cantante Kesha también reveló que padece alopecia, por lo que usa pelucas desde hace varios años. Todas estas celebridades han ayudado a crear conciencia sobre la alopecia, y a reducir el estigma que rodea a la enfermedad.

Desmontando mitos

Uno de los mitos más extendidos en torno a la alopecia es el que dice que se puede revertir utilizando aceites esenciales o suplementos herbales. Lo cierto es que no hay pruebas científicas que respalden esas afirmaciones. Lo que es peor, algunos suplementos a base de hierbas incluso pueden ser perjudiciales para la salud.

También está la idea de que usar gorras o sombreros puede provocar calvicie. Esa creencia es un disparate. Sin embargo, llevar el pelo recogido sí puede dañar el cabello y el cuero cabelludo, provocando alopecia por tracción. No obstante, este tipo de caída del cabello suele ser temporal. El pelo vuelve a crecer cuando la persona empieza a usar peinados más sueltos, y cuando deja de hacer lo que sea que haya causado el daño.

El estilo de vida y los hábitos de cuidado capilar también pueden contribuir con algunos tipos de alopecia. Por regla general, lo que es bueno para la salud también lo será para el cabello. Por lo tanto, vale la pena seguir una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente y dejar de fumar. Si notas que tu pelo muestra signos de deterioro, no empeores las cosas. Reduce el uso de utensilios térmicos de peinado, y evita los productos químicos agresivos, las decoloraciones y los tintes.

Tratamientos contra la alopecia

La eficacia de los tratamientos contra la alopecia depende del tipo y la causa de la caída del cabello. En el caso de la alopecia androgénica, se ha demostrado la eficacia de medicamentos como el minoxidil y la finasterida. El minoxidil estimula el crecimiento del pelo, mientras que el finasteride bloquea la producción de dihidrotestosterona (DHT), una hormona que provoca la caída del cabello.

En los casos de alopecia areata, se pueden inyectar corticoesteroides en el cuero cabelludo, para reducir la inflamación y favorecer el crecimiento del pelo. También existen corticoesteroides tópicos que se pueden aplicar en el cuero cabelludo. Otros tratamientos contra la alopecia areata son la inmunoterapia, que consiste en utilizar sustancias químicas para desencadenar una reacción alérgica y estimular el crecimiento del pelo; y la fototerapia, que consiste en exponer el cuero cabelludo a la luz UVB.

Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con la calvicie por patrones y otras formas de pérdida capilar, en los casos más graves de alopecia areata los tratamientos eficaces son más bien escasos. El único consuelo para los afectados es que las actitudes sociales están cambiando: actualmente la gente es más consciente de la enfermedad y de la angustia que genera, y en consecuencia, es más probable que los afectados reciban comprensión.

Conclusión

Todas las formas de pérdida capilar pueden generar mucha angustia, pero ninguna resulta tan desesperante como la alopecia areata, porque puede aparecer de repente y dejarnos con poco o nada de pelo. Los casos más graves pueden provocar mucha ansiedad, depresión y aislamiento social. En los últimos años han surgido grupos de apoyo que ayudan a sobrellevar los efectos psicológicos de la enfermedad.

Si te preocupa la caída o el debilitamiento de tu cabello, no esperes demasiado para acudir a un especialista que pueda revisarte. En Vinci Hair Clinic les ofrecemos una consulta gratuita y sin compromiso a todos nuestros clientes nuevos, la cual se puede llevar a cabo en persona o por teléfono, usando fotografías. ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!