¡Bienvenidos a Vinci Hair Clinic!

La caída del cabello puede ser una experiencia traumática para mucha gente, pero todo es mucho más difícil para quienes tienen cicatrices en el cuero cabelludo. Ya es bastante duro perder el cabello, y si a esa pérdida se le suman las cicatrices visibles, provocadas por accidentes, quemaduras o intervenciones quirúrgicas, la cosa se puede poner insoportable. Sin duda alguna, es una situación muy incómoda. Sea cual sea la causa de las cicatrices, su visibilidad puede tener un profundo impacto en la autoestima de quienes las padecen, afectando su capacidad de vivir plenamente. Por fortuna, no todo está perdido. Los avances en los tratamientos de restauración capilar están cambiando vidas, porque pueden ocultar las cicatrices y devolverles la confianza a millones de personas.

Sigue leyendo para que descubras más.

Efectos psicológicos de las cicatrices

Las cicatrices visibles pueden tener diversos efectos psicológicos en quienes las sufren, como disminución de la autoestima, ansiedad, depresión e imagen corporal negativa. Este impacto ha sido bien documentado en varios estudios científicos. Por ejemplo, en 2018 investigadores de la Universidad de Maryland publicaron un trabajo en el que demostraron que las personas con cicatrices “sufren una remodelación de su estado emocional, y son más propensas a desarrollar depresión y ansiedad”.

El efecto es más pronunciado cuanto más visibles son las cicatrices. Las cicatrices del cuero cabelludo que pueden verse a simple vista, debido a la caída del cabello, entran en esa categoría. También hay que tener en cuenta que algunos tipos de cicatrices no sólo se ponen de manifiesto como consecuencia de la calvicie, sino que de hecho son causadas por ella. La alopecia cicatricial es un tipo de pérdida capilar en la que los folículos pilosos se destruyen debido a una infección, un trastorno autoinmune, productos químicos o quemaduras. La consecuencia inevitable de esta situación es una cicatrización permanente.

Desafíos quirúrgicos

Hacer un trasplante capilar en un cuero cabelludo con tejido cicatricial plantea varios retos. Como en cualquier trasplante, el tamaño relativo de la zona donante, y de la zona cicatrizada a cubrir, son factores importantes a tener en cuenta. Pero también hay otras cuestiones. El tejido cicatricial es diferente del tejido normal, porque carece de la irrigación sanguínea y de la elasticidad necesarias, lo que puede dificultar que los folículos pilosos crezcan y prosperen.

El tejido cicatricial también crea una superficie irregular en el cuero cabelludo. Por lo tanto, el cirujano debe tener una gran habilidad para poder implantar folículos pilosos en esa superficie, de forma que el resultado no se vea extraño. Hay que prestarle especial atención a los detalles y técnicas especializadas, para lograr un resultado de aspecto natural.

Extracción de Unidades Foliculares (FUE)

Una de las técnicas de trasplante capilar más utilizadas para ocultar cicatrices es la cirugía FUE. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, a través del cual se extraen folículos pilosos individuales del cuero cabelludo, para luego trasplantarlos en la zona afectada. El procedimiento es bien preciso, y se puede adaptar a las necesidades personales del paciente.

La eficacia de la técnica FUE ha sido confirmada por varios estudios. Un trabajo realizado en 2019 por investigadores coreanos analizó el tratamiento de las cicatrices causadas por esta cirugía. El principal hallazgo de los investigadores fue que la cirugía de unidades foliculares podía ser un tratamiento eficaz, entre otras cosas, porque “incluye una relativa seguridad, una alta tasa de supervivencia al trasplante y resultados postoperatorios satisfactorios, incluso después de una sola sesión”. Más recientemente, médicos chinos concluyeron que los trasplantes de unidades foliculares eran una opción segura y eficaz en los casos de niños con alopecia cicatricial y traumatismos por quemaduras.

Micropigmentación capilar (MSP)

Los trasplantes capilares no son el único tratamiento eficaz para las cicatrices del cuero cabelludo. La MSP es otra opción segura, y resulta ideal para las personas que no quieren o no pueden someterse a un trasplante capilar. La MSP es un procedimiento no invasivo, que consiste en tatuar el cuero cabelludo con pequeños puntos de pigmento de grado médico, para imitar la apariencia de los folículos pilosos. Al final se obtiene un efecto de pelo rapado natural. El resultado queda muy bien, y es eficaz para ocultar las cicatrices.

Beneficios

Los beneficios que ofrecen estos tratamientos van mucho más allá del aspecto físico del cuero cabelludo. La caída del cabello y las cicatrices en el cuero cabelludo le generan ansiedad y baja autoestima a mucha gente. Por fortuna, los tratamientos de restauración capilar pueden aumentar la confianza personal y mejorar el bienestar mental.

En un estudio publicado en octubre de 2022, investigadores iraníes hicieron un seguimiento de un grupo de treinta y cinco hombres con alopecia androgénica (AGA), un año después de que se sometieran a una operación de trasplante capilar. Al analizar a los participantes en el estudio, descubrieron una diferencia significativa en las puntuaciones de ansiedad, soledad y depresión, entre el “antes” y el “después”. Sus conclusiones confirmaron los resultados de muchos otros estudios que se han hecho sobre los efectos psicológicos que tienen los tratamientos de restauración capilar.

Conclusión

Los tratamientos de restauración capilar están cambiando vidas, al ocultar cicatrices y devolverles la confianza a quienes sufren de pérdida capilar. Soluciones como la cirugía FUE y la MSP no solo sirven para camuflar el cuero cabelludo dañado, sino también para brindar un aspecto renovado.

Si te preocupan las cicatrices visibles en el cuero cabelludo o la caída del cabello, Vinci Hair Clinic te puede ayudar. Somos una de las principales organizaciones de restauración capilar del mundo, y contamos con una vasta red de clínicas por todo el planeta. Además, les ofrecemos una consulta gratuita a todos nuestros clientes nuevos. La consulta se puede llevar a cabo en persona o por teléfono, mediante fotografías. ¡Lo que más te convenga! ¡Ponte en contacto con nosotros y reserva tu cita hoy mismo!